La voluntad de vida crece, su pulsiĆ³n, devasta.

Cuando miras largo tiempo al abismo, el abismo mira dentro de ti.